Las plantas de tratamiento reducen los contaminantes en las aguas residuales a un nivel que la naturaleza puede volver a usar. Si las aguas residuales no se tratan adecuadamente, el medio ambiente y la salud humana se ven afectadas negativamente.

El objetivo es la eliminación de impurezas de las aguas residuales antes de que lleguen a los acuíferos o cuerpos de agua naturales como ríos, lagos, estuarios y océanos. Dado que el agua pura no se encuentra en la naturaleza (solo en manantiales), cualquier distinción entre agua limpia y agua contaminada depende del tipo y la concentración de impurezas encontradas en el agua.

Algunas de las razones por las cuales estas plantas son importantes son:

Vida silvestre:  El agua limpia es fundamental para las plantas y los animales que viven en el agua. Esto es importante para la industria pesquera, por ejemplo. Los ríos y aguas oceánicas obtienen vida de las costas, las playas y los océanos. Son hábitats críticos para cientos de especies de peces y otras formas de vida acuática.

Recreación y calidad de vida: Los valores paisajísticos y recreativos de nuestras aguas son las razones por las que muchas personas eligen vivir donde viven. Las personas realizan actividades como nadar.

Si no se limpia adecuadamente, el agua puede transmitir enfermedades. Dada su importancia, es necesario eliminar las bacterias dañinas para que el agua sea segura.

Aprende más sobre este tema, siguiendo a: Ezesa Desazolve Querétaro.